Perspectivas de la pequeña minería responsable

PERSPECTIVAS DE LA PEQUEÑA MINERIA RESPONSABLE

 

 

 

                        Por: Mg. Vicente Encalada L. Ing. Geol.

 Los términos mineros de pequeña, mediana y gran escala, no dependen de la voluntad humana, corresponden a la ubicación, forma, tamaño y disposición de los depósitos y yacimientos minerales existentes en la corteza terrestre, como resultado de largos y complejos procesos internos y externos que afectan al planeta tierra, por lo tanto es imposible por decreto dictaminar hacer minería de pequeña, mediana o gran escala. Las características intrínsecas de los depósitos determinan el nivel tecnológico.

Los yacimientos de dimensiones pequeñas son más complejos y variables, por tanto exigen operaciones más “personalizadas” o especializadas, con aplicación de métodos menos rígidos y más versátiles. Juegan un papel importante los dos lóbulos cerebrales, el derecho intuitivo y el izquierdo racional, en la comprensión de la variabilidad de los cuerpos mineralizados pequeños.

La pequeña minería es una especialidad para personas que manejan la totalidad de su cerebro: la intuición y lo racional.

 

 

LA MINERIA DE PEQUEÑA ESCALA EN EL MUNDO MINERO

Toda zona mineralizada puede contener depósitos de pequeños a grandes, sin embargo siempre están presentes los depósitos pequeños y no siempre los medianos o grandes.

Las operaciones pequeñas inician y finalizan el ciclo minero. La mayoría de las grandes minas, tienen antecedentes en explotaciones pequeñas, donde las labores iníciales arrojaron nuevas informaciones de terreno para sustentar hipótesis de trabajo, que llevaron al descubrimiento de yacimientos mineros de grandes dimensiones. Al finalizar la explotación de gran escala, siempre quedan reservas y recursos minerales, retornados a trabajar eficientemente por tecnología de pequeña escala.

Es reconocido el aporte de la minería de pequeña escala, como pionera y promotora de la minería industrial.

MINERIA DE PEQUEÑA ESCALA RESPONSABLE: UNA CARPETA POSITIVA

La pequeña minería desarrollada de una manera responsable, cuenta en la actualidad con un espacio muy amplio para crecer; no obstante, pareciera que falta posicionar la carpeta de órdenes positivas en la memoria personal y colectiva de la sociedad. Las operaciones mineras deben demostrar el archivo de la carpeta de órdenes pesimistas, respecto al sobredimensionado del impacto negativo de la gestión minera.  La primacía de la responsabilidad minera debe crear un ambiente positivo e innovador, en los sitios mineros y comunidades locales, a partir de la difusión de órdenes mentales y mensajes sobre:

-       Capacitación continua

-       Derechos humanos

-       El trabajo digno y bien remunerado

-       La calidad de vida y el desarrollo sostenible

-       Actuar en el marco de la Ley (legalización de actividades)

-       El cumplimiento de las normas laborales, tributarias, de seguridad minera y seguridad social

-       Equidad de género

-       La diversidad cultural

-       Protección del ambiente

-       La interacción solidaria con las comunidades

-       Escalamiento de la cadena productiva

Es conveniente reflexionar sobre:

Cómo se están haciendo actualmente las cosas?

Es posible mejorar?

Que debo cambiar para obtener mejores resultados?

Sobre que principios y como formar al nuevo minero?

Como aplicar herramientas innovadoras para conseguir más productividad?

Cuál es mi tarea principal y como concretarme a ella para cumplirla mejor?

Luego de esta pausa reflexiva,  es necesario abrir y aplicar la carpeta nueva de mensajes y ordenes positivas, para modelar una minería responsable de producción más limpia.

Cuando empezar?

Ahora!. Es un reto voluntario que se lo debe enfrentar ya!. No se debe esperar la presión externa y menos ser obligados por la ley.

 

 

PERSPECTIVA DE LA PEQUEÑA MINERIA RESPONSABLE.

Cambiar la forma de pensar y hacer las cosas más óptimas, tiene ventajas. Adoptar un nuevo modelo o paradigma para hacer minería responsable, favorece a los mineros nacionales y a la sociedad ecuatoriana.

Así tenemos:

1.-  El minero de pequeña escala se transforma en un sujeto social y económico respetado, cumplidor del marco jurídico vigente y de las normativas internacionales.

2.- Se aprende y adquiere conocimientos para dar “trato especializado” a los diferentes depósitos mineros pequeños que de otra manera quedarían abandonados o no serían económicamente rentables.

3.- Las medidas preventivas para atenuar o mitigar los impactos ambientales negativos, facilitan al cierre de las minas, conservar la belleza paisajística.

4.- Las comunidades anfitrionas no son afectadas por nuevos problemas, más bien las actividades mineras contribuyen a resolver problemas rezagados, encontrando nuevas alternativas económicas, sociales y comunitarias.

5.- La producción minera incentiva el desarrollo de nuevas industrias, creando más y mejores ocupaciones. Hay un escalonamiento del valor agregado

6.- Las personas participantes en los proyectos mineros y las poblaciones vecinas, están satisfechas con la minería que ha introducido un mejor manejo de los recursos naturales y una equilibrada relación, entre el ser humano, sociedad y naturaleza

Corolario: La minería de pequeña escala es la oportunidad para el cambio del país, consiguiendo logros que armonicen la vida entre el sector minero la naturaleza y  la comunidad.

 ¡Posicionar la carpeta de los valores positivos, dejando atrás los miedos y las trabas mentales, permitirá promover bienestar y desarrollo en el futuro!